martes, 14 de junio de 2016

XI JORNADAS ESTATALES DE EDUCACIÓN VIAL CONCLUSIONES (III)

3. LA EDUCACIÓN VIAL ES IMPENSABLE SIN LOS PADRES

La sociedad viene reclamando desde hace años que la Educación Vial se incorpore a la escuela de forma reglada. Pero la Educación Vial es impensable sin los padres. El entorno familiar es el primer contacto del niño con el ámbito vial, donde se imprimen las primeras actitudes viales. Los padres, por tanto, no pueden seguir delegando en la escuela aspectos educativos de vital importancia para sus hijos. La familia debe ser protagonista y promotora de la Educación Vial.


4. LA EDUCACIÓN VIAL DEBE DE ABORDARSE CON URGENCIA EN EL ÁMBITO ESCOLAR

Con el apoyo de las familias, pilar fundamental para una vida en sociedad, los centros educadores deben incluir la Educación Vial en su currículo educativo, con la complicidad del claustro de profesores, las AMPASy el Consejo Escolar. De la comunidad educativa, en conjunto con otros agentes promotores, es tarea crear hábitos de comportamiento seguros frente al tráfico en los entornos escolares, arrastrando en sus objetivos y actividades a las administraciones municipales y al resto del tejido vecinal.


5. HAY QUE ESCUCHAR A LOS NIÑOS

Los niños no votan, pero saben lo que quieren: más carriles bici, menos coches mal aparcados que les impiden cruzar con seguridad a la puerta de sus colegios, transporte escolar más seguro… Más calle para ellos y más multas para los conductores “malos”. Si a través de la Educación Vial, nuestros hijos van adquiriendo buenas actitudes de convivencia vial, inevitablemente reivindicarán espacios “saludables” donde aplicar sus conocimientos y poner en práctica sus buenos comportamientos. Movilidad segura y sostenible, los niños quieren ser protagonistas de la calle.